Tornillo Cautivo Insertable PF
Logo PEM

Para Chapa (Tipo PF, PF32, PFC)

Estos tornillos imperdibles / cautivos son fabricados por PEM® y se puede distinguir entre diferentes tipos, dependiendo de la aplicación en la cual vayan a ser utilizados. La principal aplicación de estos, es en instalaciones donde se requiere un acceso usual, así como el montaje o desmontaje para revisiones o cualquier otro tipo de trabajos, ya que estos permiten realizar estas tareas con facilidad y rapidez.

Más información del producto

Descripción del producto

Especificaciones

Descargas

Ficha Técnica

Preguntas Frecuentes

Proveedor

PEM®

Cabe destacar que los principales tipos de tornillos cautivos para chapa son PF11, PF12, PFHV, PF30, PF50, PF60, PFC4, PFC2, PTL2 y SCRB.

    • Tipo PF11: posibilidad de instalación por inserción (tipo PF11), “remachado” (tipo PF11MF) y “remachado” sobre arandela (PF11MW).

Otra alternativa: tornillo cautivo tipo PF12

 

 


    • Tipo PFHV: tornillo cautivo de pequeño tamaño, adecuado para aplicaciones donde el espacio es reducido.
    • Tipo PF30: su diseño con bajo perfil los hace adecuados para aplicaciones donde se requieren cierta belleza estética.
      Otras alternativas: tornillos imperdibles tipo PF50 y PF60
    • Tipo PFC4: una vez roscado el tornillo imperdible, su cabeza queda enrasada con del propio cuerpo del inserto, evitando así cualquier manipulación manual sin herramienta. Tiene la capacidad para ser insertado en chapas de acero inoxidable.
    • Tipo PFC2: se puede roscar manualmente o usando la herramienta adecuada.

  • Tipo PTL2: actúa como pin de posicionamiento, y tiene la característica de bloqueo en posición desenroscada, facilitando así el movimiento de la parte que queda posicionada por el inserto.
  • Tipo SCRB / SCB / SCBJ: tornillo imperdible no insertable, especialmente adecuado para fijaciones en puntos cercanos del borde de la chapa.

Además, todos estos insertos, a excepción del tipo SCRB, son insertables mediante prensa, lo cual provoca el embutido de la parte moleteada de la base de los insertos, desplazando de este modo el material sobrante hacia el interior de la zona ranurada, y obteniendo así una fijación entre inserto y chapa con elevadas características de resistencia mecánica.

También te recomendamos…